Si el calor te quita el sueño, he aquí la solución. Descubre cómo evitar que el insomnio estival te arruine el verano

1 agosto, 2016

En verano se han multiplicado las consultas médicas por insomnio.

A medida que aumenta la temperatura ambiente, la duración de los ciclos del sueño se acorta.

 

En estos últimos días, la temperatura mínima en Valencia es más bien tropical y nos puede “quitar” el sueño fácilmente ya que, tanto calor, resulta nefasto para dormir óptimamente. Con la llegada del verano y de las altas temperaturas son cada vez más las personas que se quejan de dormir peor. Tanto es así que recientemente se han multiplicado las consultas médicas por insomnio dado que, al menos, un 25% de la población admite que se pasa la mitad de la noche dando vueltas en la cama sin poder descansar debido al calor. Además, el verano implica habitualmente también más horas de luz, cambios de horarios, de alimentación y de hábitos que influyen negativamente a la hora de tener felices sueños.

El insomnio estival suele ser más severo y presentar mayor riesgo de cronificación, pero sus causas habitualmente son menos graves y pueden tratarse sin fármacos  si la evaluación es temprana.

Desde el Instituto de Medicina del Sueño y a través de su director, el doctor Escribá, médico especialista en neurofisiología y en trastornos de sueño, se recomienda que “durante estas semanas de calor intenso adoptemos medidas especiales como: mantener nuestra habitación en una temperatura ambiente en torno a los 21 grados, cuidar nuestra alimentación, establecer una rutina horaria regular, evitar siestas que duren más de 30 minutos (si nos es complicado dormir de noche) y, por último, aislar la habitación a nivel lumínico y acústico si no queremos desencadenar un trastorno de insomnio que, en verano, puede llegar a arruinarnos las vacaciones”.

A través del portal web WWW.DORMIRBIEN.INFO, Jesús Escribá insiste en que “a medida que aumenta la temperatura ambiente, la duración de los ciclos del sueño se acorta y el umbral de despertar disminuye. Además, en esta época suele haber más ruido externo y mayor luz ambiental, que también interfieren y todo ello hace que nos despertemos más y que la calidad del sueño se deteriore”.

Por otra parte, insiste en que si pasamos más de 1 semana durmiendo mal, lo mejor es que nos consulten antes de tomar cualquier fármaco para dormir, ya que habitualmente no es la solución y puede llegar a empeorar el problema. Es por ello que, el Instituto de Medicina del Sueño no tendrá vacaciones y durante todo el verano habilitará sus canales de consulta médico-psicológica a distancia en 24h para todos aquellos que necesiten consultar con un especialista sobre cualquier problema de sueño.

Posted in Destacadas by PRACTICAS