Dormir mejor: tu vacuna ideal

Un sueño óptimo: la mejor garantía natural de inmunidad frente al COVID. Descubre cómo dormir mejor de inmediato y para siempre desde sólo 15 euros clicando  Además, en Febrero, benefíciate de un 5% de descuento en todas las pruebas del sueño y consultas gratuitas  Descubre por qué dormir mejor es la vacuna ideal y las evidencias científicas actuales sobre sueño e inmunidad   El sueño, tan necesario e infravalorado El sueño juega un papel fundamental en tu salud y también en tu inmunidad. Desde el punto de vista cuantitativo, dormir más no evite siempre infecciones , pero dormir poco afecta negativamente a tu sistema inmunológico, dejándote mucho más vulnerable ante la entrada de cualquier otro microorganismo. Pero no todo es la cantidad de sueño, porque igual o más importante es la cantidad como la calidad de sueño. El problema es que medir la cantidad es mucho más fácil que medir la calidad de sueño pues, para ello, es necesario realizar una prueba del sueño. Por ello, desde el Instituto de Medicina del Sueño, te ofrecemos durante el mes de febrero soluciones para dormir mejor desde tan sólo 10 euros, un 5% de descuento en cualquier prueba del sueño si compras una consulta con nosotros y consultas gratuitas si publicas un vídeo en redes sociales hablando de nuestro método y/o nos traes a consulta a algún amigo o familiar. ¿Te interesa? Escríbenos a citas@dormirbien.info. Así pues, si quieres estar más sano que nunca, valora la importancia del sueño y aprovecha ahora esta oportunidad  pues se trata de la fórmula gratis más natural, fácil, eficaz y beneficiosa de mejorar tu inmunidad. Sueño y citoquinas: por qué duermes más cuando te enfermas   Si dormimos poco, producimos menos citoquinas, capaces de atacar a los microorganismos (virus, bacterias, hongos…) y que ayudan a tener una respuesta inmune eficaz, ya que se liberan durante el sueño. Esta es una de las razones por las que, al enfermar, lo que más nos pide nuestro cuerpo es dormir. Pero no sólo dormir genera citocinas, también muchas otras sustancias claves para el organismo como hormonas y mediadores químicos importantísimos como la prolactina y las prostaglandinas. Por otro lado, se ha objetivado que el sueño sirve para reasignar recursos energéticos de funciones relacionadas con la vigilia y los procesos que facilitan y promueven la respuesta inmune a los desafíos infecciosos. El movimiento nocturno de las células inmunes fuera del sistema circulatorio y posiblemente a los ganglios linfáticos permite que las células T y B tengan la primera exposición a antígenos extraños y se active la respuesta inmune adaptativa. Por ello y muchas otras razones que ante la pérdida crónica de horas de sueño (fruto del insomnio, como ejemplo más conocido) y la falta de regularidad horaria de sueño que provoca dormir mal (como, por ejemplo, cuando trabajamos  a turnos), aumenta el riesgo de enfermedades en general y de infecciónes en particular. Vacunas y sueño: evidencias científicas Estudios recientes demostraron que al inocular algunas vacunas, la respuesta inmune es el doble si dormimos inmediatamente después que si no lo hacemos durante las siguientes 12h. Por tanto, ¿cuál sería la mejor hora para ponerse una vacuna? La respuesta es muy clara: por la noche antes de dormir Además, en otro estudio se demostró que dormir menos de 6 horas puede hacer que una vacuna sea prácticamente inefectiva, incluso tras 3 dosis y dosis de recuerdo al cabo de 6 meses. Por tanto, ¿qué es más importante el sueño o la vacuna? Melatonina: ¿la hormona mágica? Otra de las claves de nuestra inmunidad y su relación con el sueño son la luz, la vitamina D y la melatonina. Tan importante es exponerse suficientemente a la luz solar para producir vitamina D como evitar la luz durante el sueño para sintetizar melatonina. Sincronizar nuestro ritmo vigilia-sueño con el ciclo luz-oscuridad. De hecho, la melatonina, esa genial hormona, producida de manera natural por nuestro cerebro (hipotálamo) en la oscuridad (ausencia de luz), se ha postulado incluso como tratamiento para la COVID-19, según investigaciones recientes. Pero no cualquier melatonina que podemos comprar sin receta médica sivre, sólo aquellas que tienen estudios científicos que las validan y que son prescritas por un médico especialista, adaptadas a cada caso y trastorno. Por eso, nuestro Servicio Dormir Mejor Es Salud, por sólo 10 euros, incluye una evaluación de tu problema y el servicio de consultas a distancia y de receta electrónica. Lo que sí esta claro es que la melatonina mejora la supervivencia y resultado en casos de infección , enfermedades autoinmunes  y vacunas por lo que una de las recomendaciones clásicas es minimizar la exposición lumínica 2-3 horas antes de irnos a dormir y aumentar así la producción de melatonina, mejorar la inmunidad y tu sueño en general.   Bendita siesta Por último, nuestra costumbre más conocida, la siesta, se ha demostrado que, si son varias y de no más de 30 minutos,  cada una, una por la mañana y otra por la tarde, ayudan a disminuir el estrés y a compensar los efectos negativos que la deprivación del sueño tiene sobre el sistema inmunológico. Estos mismos estudios apuntan a que siestas más largas de esos 30 minutitos sí que producen una disminución del rendimiento, sobre todo a nivel cognitivo.  Así pues, si tu horario de sueño se ve interrumpido por una semana laboral a tope u otros factores psico-emocionales, intenta compensar el descanso perdido con siestas. ¿ A qué esperas para dormir mejor y protegerte? Con este objetivo y, como siempre, pensando en ti y en tu sueño, sólo hasta final de mes, te ofrecemos un 5% de descuento en cualquier prueba del sueño si acudes a consulta, la posiblidad de ganar consultas gratuitas si nos recomiendas y nuestro Servicio de Coaching & Auto-Ayuda “Dormir Mejor es Salud” para que, por sólo 10 euros para, guiad@ por la ciencia, tengas felices sueños y tu sistema inmune al 100% de forma rápida, cómoda, eficaz y para siempre. Todo ello, con un simple clic . ¿A qué esperas para dormir mejor y protegerte?